Ocho claves para internacionalizar tu negocio.

Para no errar el tiro a la hora de elegir los países en los que replicar un negocio que ya ha demostrado que funciona, es recomendable analizar las siguientes variables, que sirven para cualquier país de destino. Pueden sonar obvias, pero conviene tenerlas presentes para que las modas y algunas tendencias de mercado no nos hagan perder el norte.

  1. Situación económica del país. La seguridad jurídica es el primer elemento que debe evaluarse, para tener garantizada la estabilidad de las inversiones y el cumplimiento de los contratos por parte de las administraciones. Se recomienda comprobar el nivel de riesgo país antes de instalarse. Las previsiones de crecimiento del PIB arrojan pistas muy certeras sobre la evolución de la demanda interna.
  2. Poder adquisitivo de la población. Se trata de un buen baremo para calibrar la capacidad de compra de un mercado. Puede oscilar mucho, incluso entre los países pertenecientes a un mismo bloque económico.
  3. Volumen y evolución de las importaciones de los productos que vende la empresa. Este dato permite hacer una aproximación bastante ajustada del tamaño del mercado, siempre poniéndolo en relación con la riqueza y la población del país. Tan importante como eso es conocer su evolución en los últimos cinco años.
  4. Importaciones de los productos de la empresa desde España. Suele ser relevante cuantificar las exportaciones totales del tipo de producto que distribuye nuestra empresa hacia el destino elegido. Eso determinará su grado de penetración.
  5. Barreras arancelarias. Los impuestos que gravan la importación de mercancías inciden en el precio de venta final y, por tanto, en su grado de competitividad.
  6. Barreras no arancelarias. Por ejemplo, las limitaciones a la cantidad de producto que un país puede importar o requerimientos de seguridad, como las normas fitosanitarias, que son muy variables entre países. Sucede con el jamón ibérico. En Estados Unidos solo existen dos empresas cuyos mataderos están homologados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Una es Embutidos Fermín, que vende la marca Cinco Jotas, y la otra es Covap, una cooperativa de Pozoblanco (Córdoba). China permite la entrada a este producto desde hace poco. Argentina es uno de los países más restrictivos en materia agroalimentaria.
  7. Riesgos ligados a la internacionalización. En este saco se incluyen aspectos vinculados a actuaciones de los Gobiernos, cambios normativos arbitrarios, los relacionados con la coyuntura macroeconómica, el historial crediticio del tejido empresarial local y las fluctuaciones de la divisa local frente al euro.
  8. Transparencia y corrupción. Es aconsejable comprobar si existe transparencia en los concursos públicos y en las licitaciones, así como evitar aquellos lugares donde existan prácticas comerciales que incorporen sobornos.

 

Fuente: laExpansion.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>