Núria Vilanova, Presidenta y Fundadora de ATREVIA

IMG_6934Presidenta y fundadora de ATREVIA, consultora global de Comunicación con espíritu latino nº1 en España y Presidenta del Capítulo Ibérico del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL). Ha recibido diferentes galardones, entre ellos el Master de Oro del Forum de Alta Dirección en 2014, el Premio IWEC (International Women Entrepreneurial Challenge) 2009, el Premio Fidem a la Mujer Emprendedora 2008, el Premio FEDEPE a la Mujer Empresaria 2007, el premio Emprendedor de ESIC en 2002 y de Joven Empresaria en 2001. Recientemente ha sido condecorada con la Cruz de Oficial de Isabel La Católica, uno de los reconocimientos de más alto rango del estado español.

 “Estas empresas deben diseñar una doble estrategia interna y externa que ayude a trasladar los valores familiares a la empresa y la marca”

Junto al profesor Tapiés de IESE, habéis realizado un importante estudio acerca de la Empresa Familiar ¿Cuáles son las principales conclusiones que se desprenden de vuestro estudio?

 La empresa familiar es un baluarte imprescindible para la economía, y así lo pone de relieve el informe Los valores y la comunicación en la empresa familiar, elaborado por ATREVIA junto con IESE Business School. Nuestro estudio revela que uno de los elementos clave que ayuda a la supervivencia de la empresa familiar es la comunicación. Y para ello debemos tener en cuenta los valores que vertebran la propia familia y a sus próximas generaciones. Las empresas familiares más potentes en la actualidad han sabido transmitir el carácter familiar a la plantilla y a la marca, lo cual es una ventaja competitiva que las distingue y diferencia en el mercado.

 ¿Qué papel crees que juegan las Empresas Familiares en la sociedad actual?

 Las empresas familiares constituyen uno de los pilares de la economía, no sólo en nuestro país, sino en otras naciones de la UE y de Latinoamérica. En España las cifras son elocuentes: según datos del Instituto de Empresa Familiar, representan el 85% del total del tejido empresarial nacional. En términos laborales, generan el 75% del empleo privado: 13,9 millones de puestos de trabajo. Por lo tanto, de su evolución futura y de su particular crecimiento depende buena parte de la economía del país.

 ¿Qué recomendaciones darías a las EF desde el punto de vista de comunicación? ¿y a las empresas en general?

Deben cuidar y transmitir los valores familiares, que son la insignia que vincula el negocio con la familia propietaria y la base de su gestión.  Estas empresas deben atender tanto la comunicación dentro del grupo familiar, básica para la transmisión de los valores a las siguientes (y más numerosas) generaciones, como diseñar una doble estrategia interna y externa que ayude a trasladar los valores familiares a  empresa y marca, por un lado, y a comunicar mejor el carácter propio de la empresa familiar en el exterior por otro. Las empresas familiares deben convertir la tecnología en un aliado, a través de la creación del portal de accionista, la intranet, la realización de revistas digitales, etc. De cara a la comunicación externa, mantener un bajo perfil ya no es una opción. La única forma de proteger la reputación de la empresa es estar preparado, elaborar estrategias comunicativas que aprovechen al máximo las ventajas del sello familiar. Es crítico, por ejemplo, que los portavoces marquen una clara línea divisoria entre negocio y familia.

 En otro orden de temas, también habéis realizado un estudio que analiza a los jóvenes nacidos…, la conocida como Generación Z, ¿que cambios definen, en relación a la empresa, a los jóvenes que forman esta generación?

Los jóvenes de la Generación Z son dinámicos y emprendedores, buscan la autonomía en el entorno laboral, son precoces y han hecho de las startup una herramienta de cambio social. Son nativos digitales que empiezan a salir de las aulas para incorporarse al mercado laboral, con nuevos patrones de comunicación y consumo que van a revolucionar el futuro social, laboral y educativo. Los jóvenes Z practican la economía colaborativa como usuarios, pero también como oferentes de servicios y emprendedores, y van a impulsar la denominada gig economy, es decir, una gran red de trabajos autónomos que, enlazados entre sí, permitirán acometer iniciativas de gran alcance.

¿Cómo afectan todos los cambios sociales que estamos viviendo al liderazgo?

La sociedad y las organizaciones de hoy en día imponen un nuevo modelo de líderes, jefes imperfectos, pero conectados, que se mueven por el imperativo de la escucha. El ejecutivo de una empresa debe ser capaz de ponerse en primera fila para llegar a la gente, no mantenerse en su oficina escribiendo cartas, enviando e-mail, sino “arremangarse”, bajar a la calle y ponerse al lado de su equipo. En mi libro Micropoderes explico cómo la adhesión sin fisuras de cada uno de los empleados, de cualquier nivel, es fundamental para reforzar el proyecto empresarial, ya que para las empresas la consolidación de la marca es una cuestión de supervivencia.

Como Presidenta del CEAL Ibérico, ¿qué actividades lleváis a cabo en Latinoamérica?

 El CEAL Ibérico es el capítulo para España, Portugal y Andorra del CEAL, una organización constituida por los más importantes empresarios de toda Iberoamérica. Al CEAL Ibérico pertenecen relevantes ejecutivos y empresarios de España, Portugal y Andorra, con intereses en América Latina y el Caribe. El objetivo es posicionar a España como plataforma para la internacionalización de empresas latinoamericanas, a la vez que se apoya la inversión de las compañías ibéricas en Latinoamérica. CEAL Ibérico ha creado proyectos de colaboración con la Cámara de España, la Casa de América y el Círculo de Empresarios, entre otros, y participa en eventos y tribunas. Como organización global iberoamericana, quisiera destacar el CEAL Next Generation, que integra a los familiares más jóvenes de los socios y nos permite acoger a aquellos de otros países que están en España estudiando en nuestras escuelas de negocios o desarrollando sus primeros pasos profesionales.

 ¿Cuáles crees que son los aspectos clave hoy en día para internacionalizar la empresa?

Una empresa que aspire a convertirse en global debe saber que la comunicación es una herramienta imprescindible de gestión, porque cualquier crisis va en contra de la marca. Asimismo, todo el equipo debe actuar de acuerdo a las necesidades de la empresa, algo que no es fácil y no surge de forma espontánea, sino de la comunicación interna. Además, hay que tener en cuenta que, cuando sales a otro mercado, normalmente pierdes dinero en un comienzo: la expansión exterior tiene un premio a medio plazo y un castigo a corto plazo. Pero la historia demuestra que la no internacionalización siempre es un error, por no decir que en el actual mundo global, no ser internacional ha dejado de ser opción si se quiere crecer y progresar. Tengo la teoría de que cualquier empresa que se internacionalice se convierte en una mejor empresa, porque gestionar a miles de kilómetros de distancia requiere sustancialmente que mejores tus departamentos financieros, de recursos humanos, de control, de todas las áreas. Como compañía tienes que ser más excelente si estás fuera.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>