La importancia de la Formación en las Familias Empresarias.

Dibujo

Natalia Christensen es consultora de Empresa Familiar y certificada por Family Firm Institute y el Instituto Argentino de la Empresa Familiar. Experta en Empresa Familiar con más de 9 años de experiencia en áreas educativas y de asesoramiento, desarrolla su actividad como profesora, conferenciante, consejera de familia y directora de proyectos.

 

La formación y el desarrollo de los miembros de la familia y, especialmente el desarrollo del liderazgo de la siguiente generación, deben formar parte de una  estrategia general si se desea construir una familia unida y una empresa sana que perdure a lo largo del tiempo.

La formación y la preparación debe hacerse extensiva a todos los accionistas, actuales y futuros, y en especial no se ha de descuidar a aquellos que no se dedican profesionalmente al mundo empresarial.

Expertos, consultores y académicos de Empresas Familiares sostienen que el contenido de la formación puede comprender, entre otros elementos, un profundo conocimiento de la empresa y nociones básicas de gestión empresarial (por ejemplo: cómo interpretar un balance o una cuenta de explotación).

En muchas ocasiones, los empresarios afirman que el liderazgo es lo más difícil de transmitir y enseñar. Y no es de sorprenderse si tenemos en cuenta que el nuevo líder, aparte de sus capacidades estrictamente empresariales, debe ganarse la autoridad que ejerce y el respeto de sus familiares y no familiares dentro de la empresa, velando por sus intereses, formación, motivación y crecimiento.

A través de nuestra experiencia con Empresas Familiares, hemos identificado una serie de aspectos o principios básicos que pueden ser de ayuda para afrontar estas cuestiones con mayor claridad y eficacia.

Las oportunidades de formación deben ser iguales para todos. El apoyo, tanto moral como económico, a la formación de las nuevas generaciones no debe estar condicionado con el camino o con el destino final que cada individuo elija.

La formación dentro de la propia empresa es tan importante como la que se realiza fuera de ella. El liderazgo y la formación se acaba de completar dentro de la propia Empresa Familiar. El camino que se recorra dentro de la misma y la formación y el apoyo que se reciban en este proceso, resultan determinantes para el resultado final.

 El liderazgo requiere una serie de cualidades humanas que deben potenciarse. El liderazgo no sólo requiere conocimientos técnicos. Una formación humanista y de cultura general ayuda a potenciar el crecimiento de la persona. Al mismo tiempo, ello le será de utilidad en su tarea de relacionarse y ejercer el liderazgo desde una perspectiva más amplia que la simple visión ejecutiva.

Los valores y la visión que se desean transmitir emanan principalmente de la formación en el seno de la cultura familiar. La transmisión de valores como el esfuerzo, la necesidad de ganarse la vida por sí mismo o el hecho de que la  pertenencia a la Empresa Familiar lo haga todo más fácil, son aspectos tanto o más importantes que el resto de factores que hemos mencionado anteriormente.

La formación y el liderazgo para alcanzar relaciones fluidas. Cree el hábito de hablar sobre las relaciones entre los miembros de la familia empresaria. Mantenga regularmente charlas sobre cómo trabajar junto con familiares.

 Desarrollo de los miembros familiares para discutir abiertamente los problemas y encontrar vías de solución de los mismos. Nada destruye el clima de una Empresa Familiar con tanta rapidez como la falta de voluntad para discutir  los desacuerdos y los sentimientos heridos. Una de las mejores inversiones que un grupo familiar puede hacer con su tiempo es desarrollar un lenguaje común y la habilidad para manejar conflictos.

Acuérdese de celebrar los éxitos. Tómese el tiempo de celebrar las buenas noticias. Parece haber una cierta superstición ante las buenas noticias (no se habla de ellas ni menos se celebran). El emprendedor suele tener incorporado un dispositivo de seguridad para no ceder a la tentación de relajarse. Sin embargo,  los empresarios familiares ganan confianza celebrando los éxitos. Es una de las maneras más efectivas y menos caras de mantener la moral alta y fomentar una cultura de cooperación. De esas celebraciones suelen salir historias que honran al equipo -historias que son el mejor vehículo para llevar adelante la visión de la Empresa Familiar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>