Las empresas familiares vuelven a invertir por primera vez desde el inicio de la crisis.

descarga

Las empresas familiares han retomado la inversión por primera vez desde el inicio de la crisis. El 13º Barómetro de la Empresa Familiar, correspondiente al primer semestre de 2015, ratifica que «la recuperación ha llegado», según anunció la presidenta de Amefmur, Isabel Sánchez. El sondeo realizado por la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum, que dirige el profesor Ángel Meroño, revela que el 40% de las empresas consultadas han mejorado sus ventas, aunque los precios no se han recuperado en la misma medida. El empleo mejora o se mantiene casi en el 92% de las compañías.

Un 40% de las encuestadas declara que ha mantenido la cifra de negocio y otro 40% asegura que la ha aumentado, lo que supone que ocho de cada diez mantienen o mejoran su facturación. «La reanimación de la demanda», que es una de las conclusiones más destacadas del Barómetro, también ha hecho posible que las empresas vuelvan a invertir y a plantearse nuevos proyectos de renovación. «Ya no se trata solo de reducir costes, sino que hay que ir más allá», destacó el director de la Cátedra, quien prevé que las nuevas inversiones irán orientadas a proyecto de renovación tecnológica.

El 21,4% de las empresas asegura haber aumentado la inversión y un 60,7% las mantiene, frente a un 17,9% que dice haberla reducido. Ángel Meroño destacó que el balance entre las empresas que han incrementado el gasto destinado a nuevos proyectos y las que lo reducen resulta positivo por primera vez desde que se empezó a elaborar el Barómetro de Amefmur, en 2010. También el empleo arroja un saldo positivo. El 68% de las plantillas se han mantenido, mientras que un 23,5% ha aumentado la contratación de personal.

A continuación se sitúan las exportaciones, con un 19,2% de empresas que han aumentado sus ventas al exterior, lo que supone que casi un 92% de las compañías encuestadas venden lo mismo o más fuera de España. Los precios de venta son el único factor que se mantiene en números rojos. Frente a un 8,2% de empresas que han subido sus tarifas en el último semestre, hay un 28,2% que las han rebajado, mientras que un 63,5% ha mantenido sus precios.

En el lado opuesto, el 70% de las empresas siguen señalando la debilidad de la demanda como uno de los principales problemas que limitan el despegue. Le siguen el aumento de la competencia (54%) y las dificultades de financiación (28%).

Las buenas expectativas de las empresas se traducen «en un clara tendencia al alza» del indicador de confianza empresarial, aunque en la Región sigue estando por debajo de la media nacional. El consejero de Desarrollo Económico, Juan Hernández, que asistió a la presentación del Barómetro de Amefmur, apuntó que la sequía y veto ruso siguen generando inquietud entre las empresas de la Región. También se refirió al posible temor a una situación de la inestabilidad política como uno de los factores que podían ensombrecer la confianza empresarial.

Los autores del sondeo aluden también al elevado déficit de la Comunidad Autónoma como uno de los problemas que pueden empañar la recuperación, dado que en el mes de mayo ya había agotado el techo del 0,7% autorizado para todo el año 2015.

La fiscalidad y el precio de la energía son los dos factores que más preocupan a los encuestados, con una puntuación de 8,5 sobre un máximo de 10. A continuación se sitúa la transparencia política, con un 8,3, y la simplificación administrativa (8). En los primeros puestos aparece también la falta de cualificación de los trabajadores y el dominio de los idiomas( 7,7), seguido por la normativa laboral (7,7), la economía sumergida y la lentitud de la Justicia (7,2). La falta de agua aparece en el puesto undécimo, con un 6,9.

En el último lugar, con un 5,2 figura el déficit del transporte aéreo. El déficit ferroviario se puntúa con un 5,5 inferior incluso al del transportes por carretera (5,8).

La presidenta de Amefmur, Isabel Sánchez, destacó que «la recuperación ha llegado» y añadió que ahora «hay que extenderla a todas las empresas y a todas las familias para que se pueda consolidar». Se felicitó por los buenos resultados que muestran el empleo y las ventas, pero señaló que, pese a «estar en el buen camino», sigue siendo necesario el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Gobierno en la campaña electoral, entre ellos la rebaja de impuestos.

Respecto a la situación de la empresa familiar, un 27% de las compañías se está planteando la transmisión, aunque solo un 14% piensa en la sucesión. Un 7% tiene intención de vender y un 6% ha optado por cerrar.

Fuente: laopiniondemurcia.es

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>