Colombia, un país interesante para la inversión extranjera

A pesar que en 2015 la Inversión Extranjera Directa en Colombia cayó 26%, el país resulta de interés para los empresarios internacionales. De hecho, en el primer trimestre de 2016 de acuerdo con la balanza de pagos del Banco de la República se observó un aumento del 44,5% al sumar 4.568 millones de dólares frente a 3.160 millones del mismo periodo del año anterior.

Vale aclarar que aquí se incluye la compra de participaciones de capital, reinversión de utilidades, deudas entre empresas con relación a inversión directa y activos en especie. La actividad eléctrica fue la principal receptora de la IED en el primer trimestre del año, al captar el 53% del total del flujo, básicamente por la venta del 57% de Isagen. Luego están transporte, con 17%; industria, 9%; minas y petróleo, 7%; servicios financieros, 5%, y otros sectores, con 9%. No obstante, para Luis Alarcón, jefe de mercados globales de Bbva Colombia, “Aunque hay apetito por invertir en Colombia, este no ha sido constante en los últimos años, pues en el imaginario de quienes tienen el capital, los sectores de petróleo y gas siguen siendo los principales focos de crecimiento para el país”.

Según un informe de Planeación Nacional, se espera que con la firma de la paz se produzca un alza de la Inversión Extranjera Directa, con un dividendo que se refleja en un aumento de 3,3 puntos del PIB. Esto permitiría alcanzarUS$36.000 millones de IED, frente a US$12.000 millones que se registran hoy. Para Jorge Roa, Director Ejecutivo de Business Development Colombia, la mirada de los inversionistas extranjeros están en tres países: Colombia, Perú y Chile. Lo que hace atractivo a Colombia es su crecimiento sostenido en los últimos años, unos indicadores de reducción de pobreza, el mejor ingreso per cápita, pero también porque es un país con necesidades como infraestructura, entre otros.

Consideró que el futuro de la inversión extranjera en Colombia en cinco años es favorable porque se va a dar una recuperación ya que el país avanza en competitividad y se sabe que los commodities deben ocupar un papel más secundario, dando más protagonismo a los servicios y a la tecnología.

En tal sentido hay una gran coincidencia a nivel del sector público y el privado en que se deben mirar otros sectores además de los hidrocarburos para que se abran posibilidades a la llegada de capital foráneo.Es así como se están aprovechando diferentes espacios para mostrar las potencialidades del país. Por ejemplo en la feria de Alimentec, representantes de 14 empresas extranjeras se reunieron con 20 potenciales socios colombianos y 16 entidades oficiales para conocer las distintas oportunidades de negocios que ofrece el sector de alimentos procesados y bebidas de Colombia.

Según Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia, “los inversionistas presentes en Alimentec reconocen a Colombia por su oferta constante de productos, así como por su calidad y variedad lo que está permitiendo llegar a mercados estratégicos como Europa y Estados Unidos. Este encuentro abre nuevas opciones para impulsar y promover más inversión extranjera en un sector que entre 2010 y 2015 creció 279%, generando transferencia detecnología, innovación, encadenamientos productivos y mayor competitividad en beneficio de la agroindustria nacional”.

“Colombia, por sus ventajas naturales dentro de las cuales destaca su ubicación geográfica para ser plataforma exportadora y Bogotá en particular para efectos del mercado del oriente y suroriente del país, son una opción muy interesante de inversión para empresas que quieran abrir o expandir su presencia en el mercado interno, así como para las que quieren acceder a los mercados de Centroamérica, el Caribe y Suramérica”, expresó María Carolina Lorduy, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria de Alimentos de la ANDI. Albert Atkins, director general de la empresa francesa Airliquide, que abrirá una importante planta en Tocancipá a finales de 2016 para distribuir gases para la industria de alimentos y bebidas, expresó que “Colombia es un país rico en frutas y verduras, pero está apenas iniciando en su industria de producción, conservación y transporte. Para nosotros es una oportunidad para traer tecnología de Estados Unidos y Europa para desarrollar el mercado de alimentos para el consumo interno y la exportación”.

“Espacios como el Investment Meeting en el marco de Alimentec son fundamentales para la creación de alianzas estratégicas entre inversionistas extranjeros y empresarios de Bogotá Región y de Colombia, para impulsar el desarrollo de la industria a través de proyectos de alto impacto que catapulten la innovación y la tecnificación del sector”, expresó Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogota, la agencia de promoción de inversión de la ciudad región.

Visión de la Cepal

De acuerdo con un informe de la Cepal, la inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe disminuyó 9,1% en 2015 y en 2016 lo haría en 8%. En Colombia cayó 26% en 2015 y llegó a 12.108 millones de dólares, el nivel más bajo en cinco años. Al igual que en otros países de la región que se vieron afectados por el descenso de los precios de las materias primas, la disminución de la IED en este país fue especialmente pronunciada en el sector de los recursos naturales. No obstante, Colombia mostró particular dinamismo en otras actividades económicas.

Varios grupos chilenos han tenido una activa participación en el comercio minorista: Cencosud, Falabella y Parque Arauco están invirtiendo para ampliar y mejorar sus instalaciones en el país. En el sector hotelero, el grupo español NH adquirió el 87% de Hoteles Royal por alrededor de 96 millones de dólares. Por su parte, confiada en un repunte del comercio internacional, la empresa danesa APM Terminals, operador portuario del Grupo Maersk, tiene previsto invertir unos 200 millones de dólares en el puerto de Cartagena, tras suscribir un acuerdo con la Compañía de Puertos Asociados, Compas S.A.

En el sector de las manufacturas, la estadounidense General Motors anunció la intención de invertir unos 100 millones de dólares en su planta colombiana en los próximos años y la empresa española Cementos Molins y el grupo colombiano Corona acordaron producir de manera conjunta cemento en Colombia, para lo que se anunciaron inversiones por 370 millones de dólares.

Apoyo a extranjeros

Business Development Colombia, es una firma nacional que asesora y acompaña a empresarios extranjeros que quieren invertir en Colombia. Según Jorge Roa, su director ejecutivo, la empresa tiene una línea orientada al apoyo a los inversionistas extranjeros que encuentran unas barreras propias de un país desconocido para ellos y que terminan disuadiendo al empresario o llegan y fracasan y se devuelven a su país natal a donde cuentan su mala experiencia y hacen que otros inversionistas no se arriesguen. A partir de esa problemática es que ellos ofrecen sus servicios para que ese tipo de procesos no se vean truncados.

El objetivo es apoyar de una forma transversal a los empresarios extranjeros para lo cual se cuenta con un equipo multidisciplinario que abarca las áreas jurídica; contable y tributaria; diseño, marketing y comunicación; expertos en finanzas; y en estrategia corporativa. La idea es que el inversionista cuente con un aliado local que lo apoye para todos los procesos. En Colombia los consultores indican el camino a seguir pero no hacen el acompañamiento y hay una gran brecha entre la teoría y la práctica. Ellos hacen el acompañamiento y realizan todo el proceso con el cliente desde la exploración, identificando las oportunidades de acuerdo al modelo de negocio, cómo está el mercado, cuáles son los productos sustitutos, cuáles las barreras naturales y así se le ofrece un panorama completo al cliente.
Hay una segunda etapa de pre operatividad donde orientan sobre cómo debe ser la inversión, qué tipo de empresa debe constituir, cuál puede ser la mejor sede y de qué tipo, cuál puede ser el aliado local que pasa por ejemplo con algunas firmas constructoras españolas que quieren participar en los proyectos de infraestructura en Colombia.

Luego viene la operatividad que es cuando echa a andar el negocio y se le apoya por ejemplo en la contratación del personal y en otros temas como el marketing porque el mercado colombiano tiene sus particularidades y hay que “colombianizar” esos modelos de negocios.

Fuente: Revista Gerente Pyme

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>